¿Una gama de neumáticos de origen vegetal?

Axens, IFP Energies nouvelles (IFPEN) y Michelin han anunciado el lanzamiento de un proyecto de investigación, BioButterfly, en el campo de la química vegetal con el fin de desarrollar y comercializar un procedimiento de producción de butadieno biológico (biobutadieno), es decir, parcial o totalmente hechos de materias primas renovables.

El butadieno es un importante reactivo químico de origen fósil (petróleo y gas natural) empleado especialmente para producir caucho sintético, un 66% del cual se utiliza en la fabricación de neumáticos.

El procedimiento BioButterfly permitirá fabricar una nueva generación de caucho sintético a partir de biomasa, es decir, de materias orgánicas más respetuosas con el medio ambiente.

Este proyecto pretende ser un primer paso en la creación del futuro sector del caucho biológico de Francia.

BioButterfly durará ocho años y cuenta con un presupuesto es de 52 millones de euros. La Agencia del medio ambiente y de la gestión de la energía de Francia (ADEME) destinará 14,7 millones de euros para financiar este proyecto en el marco del Programa Inversiones de Futuro (PIA por sus siglas en francés).

Las investigaciones girarán en torno a cinco puntos prioritarios:

1. la producción de un butadieno competitivo en términos económicos,

2. la reducción del impacto medioambiental, en especial de las emisiones de CO2, del conjunto de la cadena de producción respecto a la situación actual,

3. la fabricación de caucho sintético de alta calidad y la elaboración de un procedimiento que pueda aplicarse a todos los usos del butadieno,

4. la reducción de los costes de inversión,

5. la preparación de la futura filial industrial francesa de producción de caucho sintético.

Referencias :
http://ademe.typepad.fr/presse/2013/11/une-filiere-de-pneus-dorigine-ve/

Última modificación: 04/12/2013

subir