Tapices de los Gobelinos [fr]

En el Gran Salón de la Residencia de Francia, se encuentran dos tapices de los Gobelinos: Encuentro de Felipe IV y de Luis XIV en la Isla de los Faisanes, el 7 de junio de 1660 y Ceremonia de la boda del rey, el 9 de junio de 1660.

Encuentro de Felipe IV y de Luis XIV en la Isla de los Faisanes, el 7 de junio de 1660

JPEG

Tapiz de Charles Le Brun realizado de 1665 a 1668 cuya leyenda dice: "Encuentro de Luis XIV, Rey de Francia y de Navarra, y de Felipe IIII, Rey de España, en las Isla de los Faisanes, en el año 1660, para ratificar la paz y para el casamiento de su muy cristiana Majestad con María Teresa de Austria, Infanta de España".
Mobilier National (Gobelinos)

Como indica la leyenda del tapiz, el objetivo del encuentro de Luis XIV y Felipe IV era acabar definitivamente con la guerra entre Francia y España y poner así punto final a la Guerra de los Treinta Años. El Tratado recibió el nombre de La Paz de los Pirineos e incluía una serie de cláusulas muy ventajosas para Francia, entre las que cabe destacar la adquisición de la región del Rosellón. Además, el Rey contraería matrimonio con la hija mayor de Felipe IV, la Infanta María Teresa.

Los plenipotenciarios allí presentes eran del más alto rango ya que se trataba de los dos Primeros Ministros, Don Luis de Haro para Felipe IV y Mazarino para Luis XIV. Las conferencias se celebraron en una pequeña isla del Bidasoa, río fronterizo entre ambos reinos. La isla, de nombre Isla de los Faisanes, prestó su nombre al encuentro de los dos soberanos que decidieron ratificar ellos mismos la paz que había sido firmada el 7 de noviembre de 1659. También decidieron que la boda, que ya había tenido lugar por poderes el 4 de junio de 1660, se celebraría efectivamente.

El encuentro de ambos reyes fue una auténtica reunión familiar ya que era la primera vez que la reina madre Ana de Austria veía a su hermano Felipe IV desde 1615. El encuentro se produjo el 6 de junio en un pabellón especialmente concebido para ese fin en el centro de la isla.

El tapiz muestra el momento en que Luis XIV y Felipe IV se disponen a jurarse solemnemente la ejecución del Tratado y en el que la Infanta va a ser entregada a su esposo. La princesa, que se encuentra detrás de su padre, aún viste ropajes españoles: un vestido de satén blanco con bordados de azabache; adorna su cabello una diadema de esmeraldas en talla pera con diamantes, regalo de Luis XIV. Entre Felipe IV y la Infanta podemos ver a Don Luis de Haro y detrás, a diferentes personajes de la corte del rey de España. Justo detrás de María Teresa se encuentra el pintor Velázquez, Aposentador de Palacio de Felipe IV, que por aquel entonces tenía sesenta y un años y que había sido encargado de decorar la parte española del pabellón. Detrás del artista podemos ver a Don Pasro de Aragón, capitán de la Guardia Borgoñona, al Marqués de Aitona, al Marqués de Malpica, gran maestro de ceremonias, al Marqués de Eliche y al Conde de Monterrey (los dos hijos de Don Luis de Haro), a Don Fernando Voves de Canto-Carrero, ministro Secretario de Estado y a Pimentel.

En el lado francés, distinguimos detrás de Luis XIV a Mazarino, a la duquesa de Nouailles, dama de honor de la Reina Madre, a Turenne, al mariscal de Grammont, embajador extraordinario que había hecho en Madrid la petición de mano y al Príncipe de Conti.

Fue entonces cuando, tras mirar detenidamente a Turenne, Felipe IV repitió varias veces: "este hombre me ha dado bastantes quebraderos de cabeza".

Ceremonia de la boda del rey, el 9 de junio de 1660

JPEG

Tapiz de Charles Le Brun realizado de 1665 a 1672 con la siguiente leyenda: "Ceremonia de la boda de Luis XIV, Rey de Francia y de Navarra, con la Serenísima Infanta María Teresa de Austria, hija mayor de Felipe IV, Rey de España".Mobilier National (Gobelins)

Entre otras cosas, la Paz de los Pirineos estipulaba la boda de Luis XIV con su prima, la Infanta María Teresa. Esta última, quince días mayor que su primo, era hija de Felipe IV de España y de la primera esposa de este último, Isabel de Borbón, hermana de Luis XIII. El contrato de matrimonio preveía que la Infanta renunciaría a sus derechos a la corona de España a cambio de una dote de quinientos mil escudos de oro. Es precisamente el hecho de no pagar aquella dote, añadido al testamento de Carlos II, último Habsburgo de la Casa de Austria en España, lo que justificó que en 1700, Felipe de Anjou, nieto de Luis XIV, accediese al trono de Madrid con el nombre de Felipe V.

La boda del Rey y de la Infanta tuvo lugar en la iglesia de San Juan de Luz el 9 de junio de 1660. Se levantaron "dos altos palios de terciopelo violeta salpicados de flores de lis de oro". El Rey vestía traje negro y "no llevaba pedrería alguna" (Madame de Motteville) y la reina vestía traje real con corona cerrada. Antes de comenzar la ceremonia, el Obispo de Bayona, que oficiaba la misa, llevó al Rey el anillo que este último le entregó a María Teresa. Este es el momento que inmortaliza el tapiz.

Ha sido posible identificar a la mayoría de los personajes que participaron en la ceremonia. Detrás del Rey se encuentra el cardenal Mazarino, su padrino, haciendo las veces de Gran Capellán, encargado de dar el "beso de la paz" que también recibió la Reina Madre, Ana de Austria, a la que podemos ver a la derecha, flanqueada por Monsieur, hermano del rey y a la derecha por el Duque de Vendôme, hijo legítimo de Enrique IV.

Dos de las hijas fruto del segundo matrimonio de Gastón de Orléans, hermano de Luis XIII llevaban la larga cola de la reina. Se trataba de Mademoiselle de Alençon, Duquesa de Guisa en 1667, y Mademoiselle de Valois, Duquesa de Saboya en 1663. Detrás de las dos princesas que podemos ver en la parte izquierda del tapiz, se encuentra su hermanastra, Mademoiselle de Montpensier (la famosa Grande Demoiselle) cuya cola llevaba Philippe-Julien Mancini, futuro Duque de Nevers, sobrino y heredero del cardenal Mazarino.

El obispo de Fréjus, Joseph Zongo Ondodet, también participó en la ceremonia y es la figura que se distingue entre la reina y Mademoiselle de Valois.

Después de la misa, el Rey, la Reina, la Reina Madre y Monsieur cenaron juntos. El siguiente 15 de junio la familia real y la corte marcharon de San Juan de Luz hacia Burdeos para alcanzar finalmente París.

Última modificación: 03/06/2016

subir