SALUD E INNOVACIÓN: "¡EL SECTOR TEXTIL ES FANTÁSTICO!"

(Entrevista con Serge MORDON , director de Investigación INSERM U703)
Fuente : http://www.ceti.com/regards-croises-sante-a-innovation-qle-textile-cest-fantastique-q

- Acaba de diseñar un tejido luminoso capaz de tratar algunas formas de tumores cancerígenos. ¿De qué se trata?

Serge MORDON/ La unidad de investigación INSERM que dirijo en el CHRU de Lille trabaja en el diseño de técnicas terapéuticas fotodinámicas para el tratamiento de ciertos tipos de cáncer. En cuanto a la piel, el principio del tratamiento consiste en la aplicación de una crema que contiene un producto fotosensibilizante antes de exponer la zona a tratar con una luz específica de la gama del rojo. Hoy en día, la iluminación se realiza con paneles de diodos electroluminiscentes. Sin embargo, algunas lesiones como las queratosis actínicas (3,5 millones de casos nuevos anuales en EE.UU.) se localizan en el cuero cabelludo, y los paneles de diodos resultan inadecuados porque no permiten proporcionar una luz homogénea. El tejido luminoso nos aportó las soluciones que buscábamos para tratar une superficie no plana, y de acuerdo a los criterios de homogeneidad de la luz, la intensidad necesaria para el tratamiento y la capacidad de adaptación a las formas del cuerpo humano.

- Esta innovación no hubiera sido posible, según usted, sin la estrecha cooperación del ENSAIT ¿Por qué?

Serge MORDON/ En el INSERM, se nos ocurrió utilizar un tejido luminoso compuesto por fibras ópticas, lo que en sí no ha sido una gran innovación, y de combinarlas con el uso de un láser, permitiendo así la difusión de la luz en zonas de difícil acceso. Hemos colaborado con el ENSAIT, en particular con el Pr. Vladan Koncar y el Dr. Cédric Cochrane, que ya tenían experiencia en el desarrollo de tejidos de fibra óptica. Juntos, realizamos prototipos y conseguimos la financiación necesaria para realizar muestras y llevar a cabo tests clínicos (proyecto Flexitheralight, en Dermatología, por ejemplo). Esta colaboración es un buen ejemplo de encuentro entre investigadores del INSERM, que tienen muchos problemas médicos que resolver, e investigadores del ENSAIT, que pueden proponer soluciones textiles novedosas. Esta nueva aplicación no es fruto de una investigación pura, sino una combinación nueva de tecnologías ya conocidas. Se trata de una aplicación concreta que conducirá al diseño de un dispositivo médico, lo que con el tiempo creará valor y – según es de esperar, generará puestos de trabajo en la región Nord-Pas de Calais.

- Usted afirma tener la certeza de que los tejidos todavía pueden aportar muchísimas soluciones en su campo de investigación. ¿A qué se refiere?

Serge MORDON/ Al investigar en colaboración con el ENSAIT, he descubierto tecnologías totalmente novedosas, pero también desconocidas en el entorno médico. Mi unidad de investigación INSERM colabora ahora en otros proyectos textiles, en particular para el tratamiento del prolapso genital (un desplazamiento hacia abajo de uno o varios órganos de la pelvis femenina). Un proyecto llamado Pelvitex, liderado por el Pr. Cosson y el Dr. Rubod en mi unidad de investigación, consiste en desarrollar implantes textiles de soporte, conformados como la zona defectuosa.
Un último ejemplo, también realizado en Lille, por el Dr. R. Logier del CIT-INSERM, es el proyecto OFSETH. Este proyecto se sitúa en el contexto de la vigilancia de los pacientes durante la realización de una IRM, que presenta muchos inconvenientes por la presencia de compuestos metálicos y electrónicos en el campo IRM que pueden ser causa de perturbaciones del resultado de la imagen, e incluso de quemaduras cutáneas.
Sin embargo, los sensores ópticos ofrecen la ventaja de ser perfectamente compatibles con los campos electromagnéticos, y una vez conectados a una fibra óptica, son capaces de llevar la información recogida a lo largo de varios metros de distancia al entrar en contacto con el paciente, lo que permite trasladar el sistema de monitoreo fuera del campo magnético. OFSETH ofrece la posibilidad de medir varios parámetros vitales, como la señal cardiaca, respiratoria o la oximetría de pulso, gracias al uso de técnicas meramente ópticas. El proyecto OFSETH también tiene como objetivo la integración de estas tecnologías en la ropa. Como conclusión, estoy convencido de que los materiales textiles innovadores podrán tener muchísimas aplicaciones en el ámbito médico. Contamos con un gran apoyo de todos los agentes implicados en el textil, porque la región Nord-Pas de Calais dispone de muchas ventajas, tal y como demuestra la reciente inauguración del CETI.

Última modificación: 10/02/2014

subir