Las secciones bilingües de francés

LAS SECCIONES BILINGÜES: UNA PROPUESTA DE FUTURO PARA LA FORMACION DEL CIUDADANO EUROPEO

El desarrollo de las secciones bilingües se enmarca en el contexto de las directivas europeas en las que se recomienda a los Estados miembros enseñar dos idiomas de la Unión, además de la lengua nacional.

Las secciones bilingües constituyen una respuesta adaptada a:

- la diversificación lingüística y cultural de Europa,
- la movilidad profesional,
- la cooperación entre Estados/países,
- la participación en los programas educativos europeos,
- la intensificación de los intercambios escolares y universitarios.

Varios países de la Unión Europea están llevando a cabo dispositivos con vistas a mejorar considerablemente los aprendizajes lingüísticos de los alumnos. La enseñanza bilingüe es uno de estos dispositivos, y ha demostrado su eficacia.

Existen secciones bilingües francófonas en Italia, Alemania, Finlandia, en todos los países de Europa central y del este, así como en Oriente Medio y en Turquía. África, y sobre todo África del Norte, utiliza igualmente y parcialmente la lengua francesa como lengua de aprendizaje. En Norteamérica, y particularmente en Canadá, estas secciones bilingües también son numerosas.

El desarrollo de las secciones bilingües favorece el plurilingüismo y la diversidad cultural.

Estos son los objetivos de la experiencia lanzada en septiembre de 1998 en Andalucía en los centros públicos, con la apertura de secciones bilingües en primaria y secundaria en Málaga y en Sevilla. Para el comienzo del curso escolar de 1999, mientras que Andalucía (Sevilla y Cádiz) ampliaba su programa, Aragón y Galicia abrían respectivamente 8 y 2 clases bilingües. A comienzos del curso del año 2000, cuando en la comunidad autónoma de Murcia arrancaba a su vez este programa bilingüe en tres centros de secundaria, Andalucía y Galicia lo extendían a nuevas provincias. La comunidad autónoma de Castilla y León implantaba 10 secciones bilingües en 2001. Cantabria y Castilla La Mancha pusieron respectivamente en marcha 10 secciones en primaria y 4 en secundaria, en septiembre de 2002. A día de hoy, 99 centros públicos de enseñanza primaria y secundaria españoles tienen secciones bilingues (20 en Andalucía, 9 en Aragón, 2 en Asturias, 3 en Baleares, 6 en Cantabria, 20 en Castilla la Mancha, 9 en Castilla y León, 4 en Extremadura, 9 en Galicia, y 17 en Murcia) que acogen a 9.276 alumnos.

Este programa cuenta con el apoyo de Francia.

LAS SECCIONES BILINGÜES: UNA ENSEÑANZA EN DOS LENGUAS

En las secciones bilingües "español-francés", se imparte la enseñanza en dos lenguas: principalmente en español, y alguna asignatura también en francés. No se trata solamente de una enseñanza DEL francés, sino también de una enseñanza EN francés. El francés llegando a ser la lengua de aprendizaje, la lengua vehicular.

Los objetivos, programas y contenidos son aquellos que son oficiales en España y los profesores son españoles.

En el sistema educativo español la experiencia se inicia a distintos niveles:

una sensibilización en educación infantil en Andalucía (10).

en el primer año de educación primaria en Castilla y León (9 secciones) y en Andalucía

en el quinto año de educación primaria en Castilla La Mancha (10)

en el primer año de educación secundaria -1º de ESO- en Andalucía (10), Aragón (9), Cantabria (6) y Murcia (17).

en el tercer año de educación secundaria -3º de ESO- en Galicia (9)

Esta experiencia es evaluada regularmente por "comités de seguimiento".

LAS VENTAJAS LINGÜÍSTICAS, CULTURALES Y PEDAGÓGICAS DE LAS SECCIONES BILINGÜES

Una educación lingüística reforzada

Todas las investigaciones, observaciones y análisis demuestran que se aprende perfectamente una lengua cuando dicha lengua también se utiliza para aprender: así, en este caso, se dominará la lengua francesa si además sirve para aprender otra cosa que no sea el francés.

Más allá de esta mejora considerable del aprendizaje de una lengua, se ha probado igualmente que se mejora el dominio de la lengua materna. De hecho, competencias metalingüísticas se ponen de manifiesto en el alumno, a partir de comparaciones, de confrontaciones, de reflexiones sobre el funcionamiento de las dos lenguas.

Las capacidades de lectura del alumno se desarrollan igualmente de forma considerable, cuando éste está expuesto regularmente a una enseñanza bilingüe, los pasos para la adquisición del sentido se perfeccionan. Las capacidades de traducción y de interpretación se pueden utilizar igualmente de forma natural.

En resumidas cuentas, una enseñanza bilingüe desarrolla las capacidades "de educación lingüística" útiles a su vez para aprender otras lenguas, tanto a nivel fonético como a nivel del léxico y de la sintáxis.

Un desarrollo de las capacidades generales para aprender

Una enseñanza bilingüe permite también desarrollar las competencias generales de aprendizaje. El alumno está sometido a dos códigos lingüísticos, sabe jugar con las dos lenguas, sabe situarse, está en estado de "alerta intelectual" sostenida y permanente, desarrollando así una "flexibilidad cognoscitiva" provechosa en todo aprendizaje intelectual.

Por otra parte, aprender nociones y conocimientos gracias a una segunda lengua (no materna) permite desarrollar las capacidades de abstracción (la palabra no es el objeto) y de conceptualización.

La enseñanza en dos lenguas aumenta también la creatividad, la imaginación, el surgimiento de ideas nuevas y originales.

Una clave para los estudios universitarios en Francia y en Europa

Las "secciones bilingües español-francés" (como las secciones europeas de español en Francia) representan una vía privilegiada para acceder a los estudios universitarios en ambos países.

Concretamente, los alumnos de "secciones bilingües español-francés" pueden pasar en el transcurso de sus estudios, exámenes oficiales de idioma francés (DELF) y las relaciones con los Instituts français o Alliances françaises pueden facilitar el acceso a estos exámenes.

Participar en los diferentes programas educativos de la Unión Europea es así mucho más fácil para los alumnos que hayan frecuentado las secciones bilingües.

Una apertura cultural
La utilización regular de una segunda lengua de enseñanza también permite, evidentemente, poner en relación distintas maneras de percibir y de describir la realidad, favoreciendo el interés por otras culturas, por otras formas de considerar al mundo. Conlleva tolerancia y crea un sentido de pertenencia a Europa, lo cual importa en la formación del ciudadano de mañana.

PRINCIPIOS METODOLÓGICOS Y PEDAGÓGICOS EXPLÍCITOS Y EFICACES

Las "secciones bilingües español-francés" funcionan según principios y métodos que han probado su eficacia en el mundo.

La enseñanza de la lengua francesa (llamada L2) está reforzada y articulada con la enseñanza de la lengua española (llamada L1)

La enseñanza de la lengua francesa podrá ser en el nivel primario, de dos a tres horas por semana, en el nivel secundario, de tres a cuatro horas. Lo esencial, no obstante, es que esta enseñanza más que cuantitativa, sea cualitativa, pues la idea central de la enseñanza bilingüe es la de articular la L2 con la L1, de apoyarse en la L1 para introducir la L2. La L1 se convierte entonces en "lengua piloto", o también en la "lengua de acogida". Los alumnos tienen ya grandes conocimientos lingüísticos y metalingüísticos gracias a la L1, y es importante tenerlo en cuenta.

Se favorece por lo tanto, desde el comienzo de la L2, la inclusión de secuencias donde la lengua francesa recrea situaciones, descripciones y temas ya abordados en lengua española (L1), tanto en el escrito como en el oral. Se desarrollará la comprensión global a partir de situaciones de comunicación, en el escrito y en el oral. Se favorecerán las capacidades de comprensión, utilizando muy rápido las relaciones existentes entre lenguas afines. No se dudará en utilizar los análisis comparativos y de contraste para hacer emerger las competencias metalingüísticas. Se abordará por lo tanto paralelamente y simultáneamente, el escrito y el oral.

Esto supone, naturalmente, un trabajo común entre los profesores de L1 y L2, sobre todo a nivel de las preparaciones. Se puede hablar de trabajo en "binomios", o también podemos referirnos a ello como "trabajo por parejas" (ambos profesores presentes al mismo tiempo en la clase) para "dirigir" y "resolver" las interferencias.

Se trata en definitiva de implantar actividades y proyectos en dos lenguas, proyectos pedagógicos importantes, o temas sencillos tratados en dos lenguas, con fines a la vez lingüísticos y culturales.

La enseñanza EN lengua francesa (L2) es introducida así lo antes posible en el ciclo escolar

Cuando se utiliza el francés, se aprende francés, puesto que hay que "emprender para aprender": leer para aprender a leer, tocar música para aprender música..... y hablar para aprender a hablar... (Así fue cómo aprendimos nuestra L1).

En primaria se destinan dos horas a enseñanzas-aprendizajes en la L2, sobre todo en las áreas del estudio del entorno, de las artes plásticas y de la educación física.

En secundaria, y del mismo modo, dos horas al menos de disciplinas no lingüísticas (sociales, biología, física, etc.) son impartidas en lengua francesa.

Naturalmente, y como hemos visto anteriormente, los temas tratados en la L2 están articulados con los tratados en la L1, lo que supone una concertación entre los profesores. Concretamente, los contenidos impartidos en francés deberían permitir comparaciones culturales, complementos, aperturas: deberán ser lúdicos y apoyarse lo más a menudo posible en documentos "multimedia".

Los alumnos tendrán cuadernos y/o clasificadores en los que incluyen las enseñanzas impartidas en francés. Además, estas enseñanzas de materias en lengua francesa, al principio del programa, no comenzarán realmente antes de la tercera o cuarta semana del año escolar.

Es muy importante que se den de manera motivadora estas enseñanzas en lengua francesa, ya que ésta se vuelve una lengua instrumental, su estatuto cambia, las exigencias aumentan y de ahí se derivan progresos importantes y rápidos en su manejo y en su dominio.

La enseñanza/aprendizaje de la lengua francesa debe combinar las exigencias de la comunicación, el interés inmediato del alumno y la necesaria "estructuración"...

Para que la lengua francesa sea motivadora, implicativa, eficaz y favorezca los aprendizajes, debe ser utilizada en clase para describir lo real, el entorno inmediato, "aquí y ahora", para transcribir las emociones y los deseos del momento presente, para jugar, para crear, para leer "la actualidad en los periódicos de actualidad".

Solo después de este necesario momento de "liberación" es cuando la segunda parte de la secuencia de francés estará destinada a la "estructuración", a partir de un manual, de un libro escolar, de un "método".

LAS CONDICIONES PARA EL ÉXITO DE LAS SECCIONES BILINGÜES

Las condiciones generales...

para el centro

Una vez que cada centro haya fijado el marco de la experiencia, la administración educativa de la comunidad autónoma se hará cargo de ella. En la medida de lo posible y progresivamente, convendrá integrar explícitamente la experiencia en el proyecto de centro, con el fin de que esta acción sea visible para todos y beneficie al conjunto del centro.

para los padres

Es indispensable explicar en detalle a los padres los objetivos y las modalidades de la experiencia. Serán necesarias reuniones de padres al comienzo y a lo largo del curso. En ciertos casos, se han implantado cursos de formación para los padres, gracias a la colaboración de las Alliances françaises y de los Instituts français

para los alumnos

Los alumnos sacarán verdaderamente provecho de la enseñanza bilingüe manifestando su interés, sus motivaciones y sus representaciones. Se trata por lo tanto de facilitar un aprendizaje en el día a día, pero más que nada de hacerles vivir experiencias gratificantes sobre todo a través de un espacio francófono (micro-mediateca) y de diferentes medios de cooperación hispano-francesa.

Una cooperación clara entre Francia y las autoridades competentes

Más allá de una reflexión sobre el concepto y los principios pedagógicos, el apoyo que la parte francesa entiende que debe aportar a estas clases bilingues, que funcionan en centros españoles y con profesorado español, se manifiesta por un apoyo a la formación pedagógica y por una integración de estas clases en una red de intercambios educativos.

La formación permanente de los profesores

Estas "secciones bilingües español-francés" son indudablemente innovadoras y exigen por parte de los profesores designados para conducir la experiencia, un compromiso profesional importante.

Es por lo tanto necesario implantar estructuras específicas de formación permanente. Las modalidades de formación son variadas y complementarias. Las formaciones in situ son necesarias, así como las visitas y los intercambios.

La parte francesa, por su parte, propone formaciones in situ (en relación con los centros locales de formación) y en Francia.

Por último, varios programas europeos (Lingua, Erasmus, Comenius, etc.) deben ser utilizados de manera sistemática al servicio de las « secciones bilingües español/francés ».

Además de los profesores de francés, los responsables administrativos y otros profesores deben ser informados detalladamente de todas estas posibilidades de formación.

La presencia de un auxiliar de conversación de francés

Un auxiliar de conversación francés puede ser destinado específicamente a este programa de cooperación lingüística y educativa. Las tareas particulares de este auxiliar estarán bien definidas: para él se tratará de favorecer el desarrollo de la comunicación natural, integrando explícitamente sus intervenciones en el marco de las actividades emprendidas por el profesor de francés.

El auxiliar de conversación deberá por lo tanto ayudar a los profesores DE francés (comentarios de actualidad, canciones, juegos de interpretación) pero tambien en la preparación y en el desarrollo de las actividades EN francés (búsqueda de documentos, elaboración de síntesis, de resúmenes...). Será el colaborador del profesor de francés, trabajando con él antes y durante la clase, según modalidades que deberán ser definidas (grupos enteros, medios grupos, etc.).

La implantación y el desarrollo de un espacio documental francófono

Con el fín de contribuir a dar sentido a la enseñanza DEL y EN francés, sobre todo para los alumnos, es necesario constituir progresivamente un fondo de libros, documentos, casetes, cederrones, películas y vídeos, adaptados a las preocupaciones de los alumnos, tanto en primaria como en secundaria. Se deberá privilegiar la utilización de Internet para el acceso a documentos EN francés.

Este espacio documental francófono, articulado naturalmente con las bases de datos locales, debería ayudar al auxiliar de conversación en relación con el profesor a preparar y estructurar las intervenciones DE y EN francés.

La parte francesa puede participar en la dotación de esta mediateca en función de las necesidades y posibilidades de cada sitio.

El desarrollo sistemático de los intercambios (emparejamientos) con
Francia

Si en la enseñanza primaria francesa los dispositivos son todavía limitados, las secciones europeas en los colegios y liceos se desarrollan rápidamente. Existen más de 450 "secciones europeas de español", que además de la enseñanza tradicional del español (segunda lengua extranjera estudiada en Francia), ofrecen la enseñanza de una materia EN español (historia y geografía en el 75% de los casos).

Estas secciones europeas en Francia corresponden a las "secciones bilingues español-francés" en España. Por lo tanto, se recomienda el establecimiento de relaciones pedagógicas entre profesores y alumnos de ambas secciones. Estos intercambios contribuyen a dar un mayor sentido a la enseñanza/aprendizaje del francés.

La oficina de cooperación educativa del servicio de cooperación y de acción cultural de la Embajada de Francia facilita la búsqueda de centros que desean emparejarse.

El apoyo de los centros de la red cultural francesa en España

Para el desarrollo de estos fondos de documentos en cada centro es recomendable un enlace con la red cultural francesa del entorno inmediato: Institut français, Alliance française o un centro francés.

Un seguimiento y una evaluación permanente son necesarios

En relación con la necesaria formación permanente de los profesores y del equipo pedagógico, el dispositivo debe ser evaluado. En este sentido el proyecto de cooperación con Francia puede prever la implantación de un comité de seguimiento que velará por el buen desarrollo del proyecto y se encargará igualmente de evaluar los resultados y analizar las eventuales dificultades.

La evaluación podrá ser interna y externa, será bilateral y más formativa que normativa.

IMPLANTAR UNA CLASE BILINGÜE EN UN CENTRO ESCOLAR

El proceso que lleva a la apertura de clases bilingües en una comunidad autónoma comprende las etapas siguientes:

- invitación a Francia de los responsables educativos. El programa de su estancia está preparado por la Oficina de Cooperación Educativa de la Embajada de Francia y por una Delegación Académica para las Relaciones Internacionales y la Cooperación (DARIC). Incluye entrevistas con las autoridades académicas y visitas de centros, con el fin de que los invitados puedan apreciar el funcionamiento de las secciones europeas y esbozar las directrices de una cooperación con sus interlocutores (partenariado Académie-Consejería de Educación).

- decisión de la Consejería de Educación de crear secciones bilingües.

- implantación: elección de los centros y organización de una formación inicial específica sobre el terreno, destinada a los futuros profesores que enseñen EL francés y EN francés, con la ayuda de un experto francés. Éste último podrá presentar el programa a los padres de alumnos y a las comunidades educativas de los centros relacionados, lo cual es muy importante para que el proyecto sea bien comprendido y aceptado.

- seguimiento y evaluación del programa por los profesores y por las autoridades educativas.

Última modificación: 05/05/2014

subir