La Residencia de Francia [fr]

El 19 de marzo de 1941, el entonces Embajador de Francia en España, François Piétri, compró el edificio de la Residencia de Francia, situado en el número 124 de la calle Serrano, con el fin de establecer en él su residencia.

JPEG

La propiedad, que pertenecía a la familia Urquijo y está situada entre la calle Serrano y la Avenida de América, incluía fundamentalmente dos edificios: uno principal, construido en 1920, próximo a la calle Serrano, y otro anexo, cercano a la calle López de Hoyos, edificado en 1930. Por su estilo arquitectónico, este último recibe el nombre de Villa andalouse. Más tarde, se eliminarían construcciones accesorias como dependencias, cancha de tenis, picadero e invernadero.

Pasados unos años, el 4 de julio de 1941, el Embajador Piétri remató la operación adquiriendo la esquina que se abre sobre la calle Velásquez y que pertenecía a la Congregación de las Irlandesas. De esta manera, el Estado francés se convirtió en propietario de la manzana de casas situada entre las calles Serrano, María de Molina, López de Hoyos y Pedro de Valdivia, que representa una superficie total de 18.639 m2.

Mientras se realizaba una inmensa obra para agrandar el edificio principal, el Embajador Piétri estableció su residencia en la Villa andalouse. Todos los Embajadores que le sustituyeron también se instalaron en ella hasta 1968, fecha en la que, una vez concluidas las obras, el Embajador Boisseson pudo mudarse a la nueva Residencia.

JPEG - 35 KB
La Villa andalouse

Las obras de reforma de la Residencia de Serrano, comenzadas bajo la dirección de Jean-Jacques Haffner, arquitecto en jefe de los Palacios y Edificios Nacionales, asistido por Daniel Zavala, arquitecto español, duraron cerca de veinte años. Las dificultades financieras que atravesó Francia después de la guerra retrasaron considerablemente su ejecución. Guy Mélicourt fue elegido para suceder a Haffner en colaboración con Fernand Genilloud, arquitecto local. Se concibió una docena de proyectos para modificar el conjunto de la propiedad.

JPEG

Finalmente, en 1995, tras la marcha de los servicios del Agregado de Defensa, que la ocuparon de 1969 a 1995, se optó por transformar a la Villa andalouse en residencia para el Ministro Consejero de la Embajada. Las obras de reforma tuvieron lugar en 1996 bajo la supervisión de Francisco Mayor Lobo y Esperanza Gallego Conde, ambos arquitectos locales.

Así, la Residencia de Francia y la Villa andalouse han recuperado su vocación inicial, a saber, acoger en sus salones y jardines a los invitados de Francia.

JPEG

Última modificación: 26/10/2016

subir