La Comisión Europea valida la candidatura de Francia, presentada por el CNES, para formar parte del consorcio para la vigilancia del espacio

JPEG - 14 KB

La Comisión Europea acaba de aceptar la candidatura de Francia de acceso al consorcio de Estados encargados de llevar a la práctica la decisión tomada en 2014 por el Parlamento Europeo y el Consejo para reforzar la vigilancia del espacio y el seguimiento de los objetos en órbita, basada hoy en día en gran medida en la información de Estados Unidos. Ahora, el consorcio va a detallar y poner en marcha su plan de acción, con el fin de otorgar la mayor autonomía posible a nivel europeo.

El espacio es un terreno privilegiado para la protección de nuestro planeta. La COP 21 (la 21ª Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático), organizada en París a finales de año, permitirá llamar la atención sobre la aportación del sector espacial en la observación de la Tierra y su clima. Por otro lado, la utilización de satélites por parte de los ejércitos sobre los escenarios militares demuestra que las capacidades espaciales son indispensables para la defensa y la seguridad de los ciudadanos europeos. La conservación de activos estratégicos para el seguimiento de los objetos en órbita constituye uno de los objetivos más importantes de la vigilancia espacial.

Asimismo, el CNES (Centro Nacional de Estudios Espaciales de Francia), el Mando de Fuerzas Conjuntas del Espacio (le Commandement Interarmées de l’Espace) y el Departamento General para el Armamento trabajan de forma conjunta después de varios años para reforzar la cooperación sirviéndose de los radares del ministerio de Defensa y de la valoración de los ingenieros del CNES. En concreto, Francia dispone del único catálogo de órbitas en Europa, realizado por ONERA (Oficina Nacional de Estudios e Investigaciones Aeroespaciales) para el ministerio de Defensa, gracias al radar Graves.

Junto a sus socios alemanes, británicos, españoles e italianos, los especialistas franceses han realizado el inventario de los medios destinados a la vigilancia del espacio y al seguimiento de los objetos en órbita. También han comenzado a preparar un plan de acción para mejorar la seguridad de los satélites.

Con motivo del anuncio de este éxito, Jean-Yves Le Gall, presidente del CNES, ha declarado: «La aceptación de la candidatura de Francia es el reconocimiento de la experiencia del CNES y del ministerio de Defensa en el ámbito de la vigilancia espacial, reconocida de forma unánime. Junto a los otros cuatro países miembros del consorcio y en colaboración con todos los países europeos que deseen asociarse a esta iniciativa, tenemos la ambición de contribuir, a nivel europeo, a la conservación de los satélites, que son indispensables para la vigilancia de nuestro planeta y su clima».

Última modificación: 09/04/2015

subir