La COP21 y su puesta en marcha seis meses después [fr]

La ministra de Medio Ambiente, Energía y Asuntos Marinos, encargada de Relaciones Internacionales sobre el Clima, ha presentado una comunicación relativa a la COP21 y su puesta en marcha 6 meses después.

Tras la conclusión del acuerdo de París el pasado 12 de diciembre, la acción de Francia se ha desarrollado alrededor de varios ejes: la entrada en vigor efectiva del acuerdo, la movilización europea y la aceleración de la agenda de acción.

1/ El presidente de la República firmó esta mañana la ley que autoriza la ratificación del Acuerdo de París. Francia, que tenía el deber de mostrarse ejemplar, ha llevado a cabo este procedimiento de manera acelerada: las dos cámaras aprobaron el acuerdo prácticamente por unanimidad, la Asamblea Nacional el 17 de mayo, el Senado el 8 de junio.
Gracias a una intensa movilización, el 22 de abril se superó con éxito la fase de firma del acuerdo, con 175 Partes presentes en Nueva York. Ahora se hace hincapié en la ratificación que, en muchos de los países, requiere la autorización de los parlamentos nacionales. El Acuerdo de París entrará en vigor en un plazo de 30 días después de que la hayan ratificado 55 países que representen el 55 % de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. Esta fase podrá superarse ya en 2017, con los alentadores anuncios de China, Estados Unidos y la India, entre otros. El instrumento de ratificación se presentará formalmente al mismo tiempo que el de todos los demás miembros de la Unión Europea (UE) una vez hayan concluido sus procedimientos internos. Efectivamente, hay que asegurarse de que la UE sea parte del Acuerdo cuando éste entre en vigor. Así es como, tras una entrevista de la presidenta de la COP21 con el presidente de la Comisión Europea, la Comisión decidió acelerar el procedimiento de ratificación del acuerdo por la UE. Presentó su propuesta de decisión el 10 de junio, con vistas a que el Consejo de Ministros de la UE lo adopte tras la aprobación del Parlamento Europeo, a ser posible antes de la COP22 de Marrakech.

2/ Francia prosigue sus esfuerzos para que la dinámica de la Agenda de Acción desplegada en Le Bourget se mantenga y se acelere. Las iniciativas presentadas al más alto nivel progresan:

- El objetivo de la Alianza Solar Internacional, presentada por el primer ministro indio Modi, consiste en reunir a los países de la zona intertropical para atraer más de 1 billón de dólares de inversión solar de aquí a 2030. El presidente de la República participó a finales de enero, en Delhi, en la ceremonia de colocación de la primera piedra del futuro edificio de la Secretaría provisional de la Alianza; el 22 de abril, en Nueva York, al margen de la ceremonia de firma del Acuerdo de París, se lanzaron dos programas en el marco de dicha iniciativa, uno sobre la financiación de los proyectos y la reducción del coste de capital, otro sobre las aplicaciones solares descentralizadas;
- La misión innovación progresa: 20 países, que representan más del 75 % de las inversiones mundiales en la I+D energética se habían comprometido a duplicar su inversión pública en la I+D de las energías limpias de aquí a cinco años. Se trata de más de 30 000 millones de dólares anuales, frente a los actuales 15 000 millones que se persiguen de aquí a 2021;
- La Coalición mundial por un precio del carbono se ha reunido en dos ocasiones, en abril en Washington, durante las Asambleas anuales del Banco Mundial, y en París el 10 de junio. El 12 % de las emisiones mundiales está cubierto por un precio: el objetivo de la coalición consiste en conseguir que se duplique la cobertura, pasando al 25 % de aquí a 2020, y se cuadriplique de aquí a 2030. La cuarta reunión del Business Dialogue que se celebró en París el 10 de junio y que abrió el presidente de la República permitió calibrar la magnitud de la dinámica a favor de una tarificación del carbono a nivel mundial;
- Se ha hecho especial hincapié en la iniciativa Energía Renovable en África, que la presidencia de la COP21 presenta a los jefes de Estado y de Gobierno africanos, la comisión de la Unión Africana y la Banca Africana de Desarrollo. Debería concretarse próximamente con un informe de la presidenta que proponga una primera serie de proyectos que puedan mejorar el acceso a la electricidad en un continente que se ve muy afectado por los cambios climáticos a pesar de no haberlos originado;
- La presidenta de la COP21 también prepara dos informes sobre «mujer y clima» y «seguridad y clima», con recomendaciones especiales sobre estas cuestiones;
- Se ha establecido la hoja de ruta de la coalición mundial para la edificación y la construcción sostenible.

3/ Francia se compromete a cumplir con sus compromisos climáticos. Con la ley de transición energética para el crecimiento verde y la publicación del decreto de 24 de abril relativo a los objetivos de desarrollo de energías renovables, Francia se comprometió a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40 % entre 1990 et 2030 y a dividir entre cuatro sus emisiones de gases de efecto invernadero entre 1990 y 2050. Francia se convierte así en el primer país en incluir de manera tan precisa los distintos compromisos del Acuerdo de París y de la Europa de la Energía en su legislación nacional. La adopción de los decretos de aplicación se acelera, con un 75 % de los decretos de aplicación concluidos. La movilización de los agentes infraestatales también está en marcha, con cuatrocientos territorios con energía positiva beneficiándose del apoyo del Fondo de Financiación de la transición energética con 500 millones de euros para un trabajo generado tres veces mayor en total. Además, Francia será el primer país que emita bonos verdes dedicados a proyectos de inversión medioambiental, ha instaurado la obligación de la notificación verde para los inversores, y ha anunciado la introducción de un precio mínimo del carbono para la electricidad en su próxima ley del presupuesto. La coalición precio del carbono y el Business Dialogue han acelerado la implicación de las empresas y los entornos financieros.

4/ Muchas citas marcan el calendario hasta la COP22 de Marakech, del 7 al 17 de noviembre de 2016: la cuestión climática formará parte de la agenda de la cumbre del G20 los días 4 y 5 de septiembre en Hanghzou, China, tal y como sucedió en la cumbre del G7 en Ishe-Shima, Japón, los días 26 y 27 de mayo; se celebrará una reunión sobre la Agenda de Acción en Rabat los días 23 y 24 de junio, la cumbre de las empresas sobre el clima en Londres los días 28 y 29 de junio, el diálogo de Petersberg en Berlín los días 4 y 5 de julio por invitación de la canciller Merkel, una conferencia salud y clima en París los días 7 y 8 de julio con la Organización Mundial de la Salud, el Foro Mediterráneo los días 18 y 19 de julio en Tánger, una cumbre de territorios en Nantes del 26 al 28 de septiembre, y una pre-COP en Marrakech los días 17 y 18 de octubre. Cada una de estas citas será una ocasión para afirmar la ambición mundial de elevar la ambición de reducir los gases de efecto invernadero, para contener el aumento de la temperatura media del planeta claramente por debajo de 2ºC respecto de los niveles preindustriales, prosiguiendo la acción emprendida para limitar el aumento de la temperatura a 1,5°C.

(Comunicado del 15 de junio de 2016)

Última modificación: 20/06/2016

subir