Informe 2014 - Empleo científico en Francia [fr]

El informe 2014 sobre la situación del empleo científico proporciona información actualizada sobre el empleo científico en Francia, es decir, sobre los recursos humanos dedicados a la investigación: doctorandos, docentes-investigadores, investigadores y personal de apoyo que contribuyen a las actividades de investigación y desarrollo.

El empleo científico aumenta de forma regular en Francia

En Francia, la población del empleo científico representaba en 2011 cerca de 402.300 expresada en su Equivalente a Tiempo Completo consagrado a la Investigación (ETP investigación por sus siglas en francés). Esta población ha aumentado un 22% desde 2001. Los investigadores constituyen la parte esencial del empleo científico (62%) con más de 249.000 ETP investigación. A nivel mundial, Francia ocupa el 8º puesto por su número de investigadores y el 7º por el número de investigadores en relación con la población activa. La posición respectiva de los cinco países que emplean a más investigadores no ha cambiado desde 2000. En 2001, ocupaban los primeros puestos Estados Unidos (1.413.000 investigadores en ETP), China (1.318.000), Japón (657.000), Rusia (448.000) y Alemania (328.000). Francia, que ocupaba la 6ª posición en 2000, fue superada por Reino Unido en 2001 y por Corea del Sur en 2007. Desde 2007, Francia ocupa, por tanto, el 8º puesto a nivel mundial por su número de investigadores y la 3ª posición en la Unión Europea, después de Alemania y Reino Unido (262.000 ETP).

Francia: un país atractivo para los investigadores internacionales

Francia es un país de acogida para los investigadores jóvenes, ya que cuenta con un número importante de doctorandos extranjeros (26.800 en 2012-2013), el equivalente al 42% del conjunto de doctorandos. Este mismo porcentaje se da en los doctorados expedidos a extranjeros.

Entre los doctorandos extranjeros, la cantidad de residentes de países asiáticos ha aumentado enormemente. Mientras que en 2002 representaban el 10%, en 2012-2013 ya representaban más del 31% de los doctorandos de nacionalidad extranjera, por detrás de los doctorandos de países africanos (35%). Los residentes de la Unión Europea se encuentran en la tercera posición, con un 18% de los doctorandos extranjeros.
Esta capacidad de acogida se muestra también entre los investigadores experimentados, tanto en relación con las estancias de corta duración como con las de mayor duración. Seis países representan más de la mitad de los visados expedidos para una duración superior a 3 meses: China, Brasil, India, Estados Unidos, Argelia y Túnez.

La proporción de residentes extranjeros entre los investigadores permanentes constituye otro indicador del atractivo de Francia. En 2012, en el sector público, el 14% de los investigadores titulares de los tres establecimientos públicos de investigación más grandes (CNRS, INSERM e INRA) y el 9% de los docentes-investigadores eran de nacionalidad extranjera. En el sector empresarial, la proporción de investigadores extranjeros es menos importante: 5% en 2011, de los cuales casi la mitad venían de Estados miembros de la Unión Europea. África y Asia son los otros dos principales continentes de los que provienen los investigadores.

Un empleo científico muy concentrado en cuatro o cinco regiones

En 2011, como anteriormente, casi dos tercios del empleo científico se concentraba en cuatro regiones, las cuales acumulan el 64% de los efectivos de I+D: Ile-de-France, Rhône-Alpes, Midi-Pyrénées y Provence-Alpes-Côte d’Azur. De forma aislada, la región de Ile-de-France representa el 38% de los investigadores y personal de apoyo a la investigación. Más de un doctorando de cada tres se prepara y obtiene su tesis en la región de Ile-de-France.

La mayor parte del empleo científico se sitúa en la actualidad en las empresas

En 2011 el empleo científico tiene más importancia en el sector empresarial (60%) que en el sector público (sin contar con las empresas públicas). Este es el resultado de un mayor crecimiento en las empresas entre 2001 y 2011: un 29% frente al 10,4% del sector público. Para los investigadores, entre 2001 y 2011, el sector empresarial ha aumentado un 68% frente al 13% del sector público. Desde 2002, el número de investigadores en empresas ha superado el número de investigadores en el sector público (sin contar con las empresas públicas). Así, en 2011, el 60% de los investigadores llevaban a cabo su actividad en empresas y un 40% en las administraciones.

Una paridad incompleta

En el ámbito de la investigación las mujeres ocupan una posición minoritaria en la mayor parte de los casos. Esta situación ha evolucionado poco en los últimos años. De esta forma, en 2011 las mujeres representaban 34,7% de los investigadores del sector público (sin contar con las empresas públicas), mientras que en 2001 representaban 32,6%. Las mujeres son menos numerosas en las categorías de investigación de mayor nivel (menos de 30% entre los catedráticos y los directores de investigación) que en las otras categorías (un poco más de 40% de los profesores de universidad y los responsables de investigación). En el sector empresarial, la proporción de mujeres entre los investigadores es todavía más reducida: se encuentra alrededor del 20% desde 2000. En cuanto a los investigadores jóvenes, estos porcentajes no aumentan demasiado: 23% de mujeres entre los investigadores de menos de 30 años del sector privado en 2011. La proporción de mujeres es más importante entre el personal de apoyo a las actividades de investigación: 48% en el sector público y 27% en el sector empresarial.

La inserción profesional de los doctores varía según las disciplinas y las condiciones de realización de la tesis

En 2010, la tasa de desempleo de doctores diplomados en 2007 ascendía a 10%. En 2012, la situación cinco años después de la obtención del diploma había mejorado notablemente: su tasa de empleo ascendía al 94% y la de desempleo se reducía mucho. Sin embargo, las encuestas del CEREQ muestran que las dificultades reales que encuentran los doctores en el mercado laboral residen principalmente en el tiempo de acceso al empleo estable, es decir, indefinido (contrato indefinido o puesto de funcionario), que es de media mayor para los doctores que para los titulares de un máster. El empleo estable no se reparte de manera homogénea, existiendo diferencias en función del sexo y de la disciplina.

Última modificación: 12/05/2015

subir