Firma de los contratos para el desarrollo de Ariane 6

La decisión de desarrollar un nuevo lanzador, más competitivo que Ariane 5 y modulable, se tomó en la reunión ministerial de la Agencia Espacial Europea el 2 de diciembre de 2014 en Luxemburgo, para mantener el rango de Europa en la competición internacional del mercado del acceso al espacio. Esta decisión forma parte del contexto más amplio de una reforma del sector europeo de los lanzadores, marcado en particular por la creación de la empresa conjunta Airbus Safran Launcher entre los dos principales industriales responsables del desarrollo y de la producción de Ariane y por la evolución del capital de Arianespace que se encarga de su comercialización.

Los contratos firmados el 12 de agosto de 2015 financiarán las obras de Airbus Safran Launcher y ELV en los lanzadores Ariane 6 y Vega-C y del CNES en la plataforma de lanzamiento, con un importe de respectivamente 2.400 millones, 395 millones y 600 millones de euros. Los industriales financiarán por su parte 400 millones de euros.
Esta nueva etapa demuestra la determinación de Europa de tener un lanzador competitivo y fiable en el ambicioso calendario decidido en Luxemburgo. Najat Vallaud-Belkacem y Thierry Mandon destacan la fuerte movilización de todos los equipos, institucionales e industriales, gracias a los cuales se ha podido respetar este plazo fundamental para lo que sigue en el calendario. El objetivo del vuelo inaugural de Ariane 6 está previsto en 2020.

Última modificación: 19/10/2015

subir