El turismo de la memoria en Francia [fr]

Verdún, Omaha Beach, Péronne, Caen, Oradour sur Glane... Francia alberga 155 lugares de memoria histórica en el conjunto de su territorio.

La mayoría de estos lugares han sido adaptados recientemente al turismo. El 80% de ellos se abrieron a partir de 1980 y tuvieron éxito inmediatamente. Según un estudio conjunto de Atout France, el organismo francés de fomento del turismo, y del ministerio de la Defensa, casi 6,2 millones de personas visitaron estos sitios en 2012, siendo extranjeros el 45% de ellas. El 70% de estos visitantes internacionales procedían de cinco países: Reino Unido (17%); Alemania (16,5%), Bélgica (15,5%), Países Bajos (13,2%) y Estados Unidos (8,1%). Cuatro zonas geográficas acogen una parte importante de visitantes aficionados a la historia: el Gran Este (24%), el Gran Oeste (24%), la región parisina Ile de France (18%) y el Norte (15%).

Para el año 2014 se espera una afluencia todavía más considerable de turistas, ya que se celebra el centenario de la Primera Guerra Mundial y el 70º aniversario del Desembarco de Normandía. El número de visitantes de los dos años siguientes también promete ser significativo, con el centenario de varias batallas emblemáticas de la Primera Guerra Mundial para los países de la Commonwealth, como la de Somme, la más mortífera de toda la guerra, en la que la mayoría de las víctimas fueron británicos y alemanes.

Omaha Beach © MAEDI / F. de La Mure - JPEGLos australianos y neozelandeses, a quienes les gusta en particular ir a los lugares cargados de memoria para rendir homenaje al heroísmo de sus ancestros, también serán muy probablemente muy numerosos el 25 de abril de 2015 (ANZAC Day) en Villers Bretonneux, en Somme, donde cerca de 60.000 de los suyos perdieron la vida en las trincheras. Los canadienses, por su parte, seguramente vendrán a Francia el 4 de abril de 2017 para celebrar la conquista de la cresta de Vimy, en Pas de Calais, especialmente cruenta para sus soldados.

Varios periódicos británicos calculan que estas numerosas conmemoraciones son susceptibles de animar a 3 millones de visitantes suplementarios provenientes del Reino Unido y sus antiguos dominios (Sudáfrica, Australia, Canadá, Nueva Zelanda) a ir a Francia de aquí a 2018. La afluencia de turistas en las regiones en cuestión seguramente genere ingresos considerables y favorezca de manera significativa a la industria turística.

“Los visitantes de la memoria se pueden clasificar en cuatro categorías”, explica el director general de Atout France. Primero, a su parecer existen “lugares testimoniales de sucesos como los de Omaha Beach, la aldea mártir de Oradour sur Glane, o el Camino de las Damas. Los lugares conmemorativos son, por su parte, lugares de recogimiento y recuerdo, como la necrópolis de Nuestra Señora de Loreto en la región del Norte-Pas de Calais, el osario de Douaumont, en Verdún y el monumento de Hartmannswillerkopf en Alsacia”. También hay sitios informativos, que presentan la historia desde un prisma preciso, como el Monumento Conmemorativo de Caen y el museo de la Gran Guerra, en la región de Meaux. Además hay sitios pedagógicos que manifiestan la voluntad de sacar lecciones del pasado. Es el caso concretamente del Centro Mundial de la Paz, en Verdún. Oradour-sur-Glane © Présidence de la République/Laurent Blevennec - JPEG

El auge del turismo de memoria ha llevado al Estado francés a invertir recursos económicos considerables, en colaboración con las administraciones regionales, con el fin de restaurar los lugares y los museos existentes. De aquí al año 2018, la Secretaría de Estado de Antiguos Combatientes y Memoria gastará otros 40 millones de euros para renovar los cementerios militares y las tumbas de los soldados caídos por Francia.

@MAEDI

Nota: El contenido y las opiniones expresadas en el presente artículo, que pretende informar sobre las realidades de la Francia contemporánea, no tienen ningún carácter oficial.

Última modificación: 09/06/2014

subir