El Senado francés aprueba la creación de la Agencia Francesa para la Biodiversidad [fr]

El Senado francés aprobó el 27 de enero la creación de la Agencia Francesa para la Biodiversidad, un compromiso del presidente francés durante la Conferencia del Desarrollo Sostenible en 2012.Esta agencia reunirá a más de 1200 agentes en 2016 de cuatro organismos existentes -Oficina Nacional del Agua y de los Medios Acuáticos (ONEMA), el Taller Técnico de Espacios Naturales (ATEN), la Agencia francesa de Áreas Marinas Protegidas, y los Parques Naturales- y tendrá como objetivo la protección de espacios naturales.

Con la ley de transición energética para un crecimiento verde, el proyecto de ley sobre la biodiversidad y la COP21, Francia se provee de tres pilares para la aplicación de soluciones para el cambio climático.
Para Ségolène Royal, ministra de Medio Ambiente, Energía y Mar, este proyecto de ley pretende restablecer relaciones armoniosas y beneficiosas con la naturaleza, buenas para la salud, para la innovación y para el empleo.

PNG

Creación de la Agencia Francesa de la Biodiversidad

La Agencia Francesa por la Biodiversidad (Agence française pour la biodiversité), lugar de valoración y dirección único en el mundo, estará operativa desde la promulgación de la ley. Las modalidades de organización de la futura agencia ya han sido especificadas, en particular la cooperación con las comunidades territoriales, muestra de éxito para la reconquista de la biodiversidad y la lucha contra el cambio climático en los territorios. Reunirá redes de investigadores y científicos de alto nivel que podrán apoyarse en los agentes de campo de la agencia.

Ratificación del Protocolo de Nagoya

La ratificación del Protocolo de Nagoya (ratification du Protocole de Nagoya) desde la adopción de la ley materializa un compromiso internacional tomado hace 25 años durante la Cumbre de la Tierra en Rio en 1992. Francia presenta a partir de ahora los medios de innovar sin “saquear”. Si una sociedad explota una molécula –procedente de la investigación sobre plantas, animales, bacterias– y su explotación le permite desarrollar un mercado comercial, permitirá que las poblaciones concernidas obtengan ganancias de una parte de los beneficios. Es una medida justa y más equitativa para evitar la biopiratería. Esto concierne en particular a los sectores cosmético, agroalimentario y farmacéutico.
Este dispositivo ha sido incrementado en el Senado:
• fomentando la creación de puestos de trabajo locales por las sociedades que utilizan la biodiversidad, la sensibilización de la opinión pública y la formación de profesionales locales;
• escuchando más a las comunidades con habitantes que poseen conocimientos tradicionales (como los Bushinenge en Guyana Francesa). De este modo se informará a estas comunidades sobre los resultados de las investigaciones llevadas a cabo por investigadores y empresas sobre la biodiversidad local.

Levantar el freno a la innovación

La patente de “productos salidos de procedimientos esencialmente biológicos” (genes nativos) está prohibida en este proyecto de ley con el fin de levantar el freno a la innovación, provocado por la multiplicación de los depósitos de patentes sobre seres vivos y la concentración creciente de los poseedores de estas patentes.
Regulación para el uso de los neonicotinoides
Con el fin de limitar los efectos negativos de los pesticidas de la familia de los “neonicotinoides” sobre las abejas y otros polinizadores, el proyecto de ley prevé una regulación para el uso de estos pesticidas mediante un decreto ministerial en el marco de la reciente opinión del ANSES. Esta disposición se inscribe en el plan nacional “Francia, tierra de polinizadores” (« France, terre de pollinisateurs »), lanzado por Ségolène Royal en 2015.

Protección de la biodiversidad marina

La protección de la biodiversidad marina se ve reforzada por:
• la creación de la 5º reserva marina más grande del mundo en las aguas de los territorios Australes Franceses;
• la creación de “zonas de conservación pesquera” en relación con los pescadores para una gestión sostenible de las poblaciones de peces;
• la obligación de una autorización para las actividades en altamar (investigación, extracción, plataforma de transporte de mercancías, etc.) en la zona económica exclusiva y sobre la plataforma continental;
• el desarrollo de sistemas anticolisión para proteger los cetáceos de los santuarios de protección de mamíferos marinos de Pelagos (Mediterráneo) y Agoa (Antillas).

Otras medidas de protección de la biodiversidad

► El perjuicio ecológico inscrito en la legislación.

► El sistema de compensación consolidado.

► El intercambio de semillas tradicionales autorizado.

► La puesta en marcha de planes de acción para todas las especies amenazadas en Francia.

► Reforzar los instrumentos destinados a los jefes de obra para ayudarles a realizar sus proyectos evitando, reduciendo y compensando su impacto sobre el medioambiente.

► Nuevas medidas sobre paisajes con la generalización de planes de paisaje, atlas y apoyo al reconocimiento de los paisajistas.

► El cometido de los parques nacionales.

Última modificación: 01/03/2016

subir