El Instituto Pasteur de París y el Instituto Pasteur de Dakar están en la primera línea frente a la epidemia de fiebre hemorrágica del virus del Ébola que afecta actualmente al sureste de Guinea

EL pasado 25 de marzo, la Organización Mundial de la Salud fue informada de 86 casos de fiebre hemorrágica del virus Ébola, con 59 muertes (en los distritos de Guekedou, Macenta, Nzerekore y Kissidougou).

Fue el Instituto Pasteur que confirmó el brote de Ébola, el pasado 21 de marzo: las primeras muestras fueron analizadas en Lyon, en el laboratorio P4 Jean Mérieux - Inserm, por el Centro Nacional de Referencia para las fiebres hemorrágicas virales (adscrito a la unidad de biología de las infecciones emergentes víricas del Instituto Pasteur, dirigida por Sylvain Bayeta).

Se había establecido un diagnóstico positivo para muchos de ellos. Los científicos de Lyon enviaron inmediatamente unos fragmentos genéticos del virus al Instituto Pasteur de París, al departamento de " genotipo de los patógenos de la Célula de Intervención Biológica de Emergencias (CIBU), dirigido por Jean -Claude Manuguerra. De este modo se pudo confirmar que el tipo de virus Ébola en cuestión pertenece a la especie "Zaire”. Este departamento está ahora secuenciando ARN virales completos con el fin de caracterizar con mayor precisión el virus, lo que podría ayudar, por ejemplo, a comprender mejor el origen del brote.

Tras una solicitud de la OMS, un ingeniero que trabaja en el mismo centro de referencia de Lyon acaba llegar a Guinea, en el corazón de la epidemia, en el marco del despliegue de un laboratorio móvil europeo. Las colaboraciones de científicos franceses con otros científicos en Europa son intensas, especialmente con sus colegas del Instituto Bernhard Nocht en Hamburgo, que también tienen acceso a un laboratorio P4.

Paralelamente a estas acciones, un laboratorio del Instituto Pasteur de Dakar se ha desplegado en la capital de Guinea, con el apoyo de la OMS, para apoyar al laboratorio de fiebres hemorrágicas virales en Conakry, y ha podido confirmar casos adicionales.

En África se han producido una veintena de epidemias desde 1976, cuando se identificó por primera vez el virus, y ya se han contabilizado más de 2.000 casos. La tasa de mortalidad del brote del Ébola puede alcanzar el 90 %. La enfermedad se caracteriza por los siguientes síntomas: fiebre, debilidad extrema, mialgia, y después vómitos, diarrea, erupción cutánea, insuficiencia renal y hepática y, en algunos casos, unas hemorragias internas y externas caracterizan la infección tras 2 a 21 días de incubación. A fecha de hoy no existe tratamiento específico, ni vacuna. La primera medida adoptada en caso de aparición de un brote del Ébola es el aislamiento, ya que una persona infectada puede transmitir el virus a través de sus fluidos corporales (saliva, sudor, sangre...).

Última modificación: 04/04/2014

subir