África/seguridad: tribuna de los ministros francés y alemán de Defensa [fr]

Tribuna conjunta de los ministros alemán y francés de Defensa sobre la política de seguridad en África

Sr. Jean-Yves Le Drian
Ministro de Defensa francés

Sra. Ursula von der Leyen
Ministra de Defensa alemana

Tribuna sobre la política de seguridad en África

Cumbre de la Unión Europea – África, miércoles 2 de abril de 2014

Para nosotros, europeos, África es, con sus 54 países, nuestro gran vecino del Sur con quien compartimos un futuro común. Es una tierra de oportunidades, pero también un escenario de crisis. La gran fragilidad de algunos Estados africanos, la porosidad de las fronteras y la persistencia del terrorismo en la franja del Sahel constituyen grandes retos para la seguridad de África y de Europa. Nuestros abastecimientos estratégicos, nuestros intereses comerciales y la seguridad de los nacionales dependen de ello.

Es por este motivo que Francia y Alemania están convencidos de que la seguridad debe ocupar el centro de la cumbre UE-África que tendrá lugar en Bruselas los próximos 2 y 3 de abril.

Frente a la amplitud de los desafíos, hay que desplegar un enfoque global que permita intervenir en el conjunto del espectro, incluso antes de que estallen las crisis. La estabilización del continente africano será mucho más fácil si se identifican los signos precursores de las crisis. En situación de crisis, el compromiso de medios militares desde luego no remplaza las soluciones políticas, pero contribuye a estabilizar unos Estados frágiles, a proteger a las poblaciones y, por ende, a crear las condiciones fundamentales para reconstruir y democratizar un país.
A tal efecto, la Unión Europea se ha dotado de un enfoque global que conjuga seguridad y desarrollo que le permite intervenir en caso de crisis y actuar para prevenirlas, pero también le permite consolidar la salida de la crisis y estabilizar. Hoy por hoy, la UE tiene que proponer unas medidas sostenibles y pertinentes para acompañar a los africanos en el fortalecimiento de sus propias capacidades de prevención y de respuesta a las crisis.

La crisis maliense constituye un buen ejemplo. Fue efectivamente la reacción rápida y oportuna de Francia lo que permitió parar la violencia en un momento en el que la propia existencia de Mali estaba en juego. La operación francesa permitió la emergencia de una amplia alianza: varios Estados de África, de Europa e incluso de todo el mundo se presentaron voluntarios para ayudar a Mali a reconstruirse.
Pero ni las naciones africanas, ni los países de la UE quieren comprometerse de forma permanente en Mali. El primero de nuestro objetivos es hacer que el Estado maliense pueda volver a ejercer su soberanía en el conjunto de su territorio. La misión militar de formación europea EUTM Mali es el instrumento apropiado para alcanzar este objetivo. Francia y Alemania estrechan su cooperación: militares de la Brigada franco-alemana (BFA) serán desplegados desde el mes de abril en el marco de esta misión.

El principal desafío de la cumbre UE-África es construir con este enfoque y reforzar nuestro apoyo a los países africanos. ¿Cómo podrían contribuir a ello nuestras políticas de defensa y de seguridad?
Pensamos que el modelo de misión del tipo EUTM, que combina un esfuerzo de formación militar con un aprendizaje de los principios del Estado de derecho, debe ampliarse a otros escenarios y completarse con el elemento de equipamiento cuando fuera necesario.

También debemos promocionar las dinámicas de cooperación regionales, en el ámbito continental y subregional. Las condiciones para lograrlo ya están ahí: África dispone de estructuras que permiten construir una arquitectura de seguridad cada vez más sólida y progresar hacia una herramienta militar africana de reacción rápida frente a las crisis. Los consejeros militares europeos podrían desempeñar un papel más importante para acompañar dicha evolución.

Por último, queremos aprovechar la ocasión que nos brinda esta cumbre UE-África para coordinar mejor los instrumentos europeos que permiten formar y equipar a nuestros socios africanos. El Fondo de Paz para África y la iniciativa Enable y Enhance, que nuestros dos países apoyan, deben coincidir en el objetivo del fortalecimiento de nuestros socios africanos y de su capacidad para hacerse cargo de su propia seguridad.

Francia y Alemania comparten la misma visión de la cooperación entre Europa y África: no hay posibilidad de desarrollo si no existe un mínimo de seguridad. Por este motivo Francia y Alemania abogan juntas por una acción coherente e integrada de la Unión Europea en el ámbito de la seguridad y del desarrollo. Los vecinos que son África y Europa quieren y deben asumir más responsabilidades el uno con el otro.

Última modificación: 03/04/2014

subir